Día Mundial de la actividad física, lema 2018 “Sea activo todos los días”

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario y Actividad Física, propone un modelo esquemático destinado al favorecimiento de cambio de comportamiento en la población mundial que acarrearía beneficios sociales, sanitarios y económicos (OMS, 2009).

En tal sentido, y tras el gran impacto global del evento realizado el Día Mundial de la Salud del año 2002, que consiguió movilizar 148 países e implementar un total de 1987 eventos, la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS hizo un llamado a la acción a los distintos países miembros. Más precisamente, con el fin de promover la actividad física como elemento esencial de salud y bienestar, la OMS lanzó oficialmente una iniciativa anual bajo el slogan “Move for Health” (moverse por la salud), que cuenta con una amplia red de enlaces institucionales en comunidades de todo el mundo.

La falta de actividad física mata a 3,2 millones de personas al año en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud OMS, el 6% de las muertes anuales están relacionadas al sedentarismo.

Hoy se lo considera un factor de riesgo de mortalidad Global. Es importante lograr concientizar en la población, que con 30 minutos en lo posible todos los días de la semana, se logra reducir este riesgo de muerte en un 20 a 30%. Una persona sedentaria que inicie este tratamiento, a muy bajo costo usando incluso la actividad física de la vida cotidiana (30 minutos de actividad física, continuos o acumulados), baja un 66% el riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular. (Dr. Victor Matsudo – Brasil). Es ya el cuarto factor de riesgo de mortalidad global.

En tal sentido toma la posta la RED DE ACTIVIDAD FISICA DE LAS AMERICAS RAFA PANA (www.rafapana.org), quien lograr instalar Redes en 5 Continentes para tomar la problemática del Sedentarismo fuertemente.

Que debemos saber sobre los beneficios de la Actividad Física

Ambos, la actividad física y sus antagonistas, el sedentarismo y la inactividad física, tienen consecuencias importantes en todos los órdenes de la vida del ser humano. Día a día, más evidencia corrobora el rol crucial que juega la actividad física con respecto a la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas, así como con respecto a la reducción de la tasa de mortalidad. Un ejemplo concreto de esto es que las 6 de las 10 causas principales de muerte en el mundo están relacionadas con el sedentarismo y la inactividad física.

Además del impacto en la salud física, la actividad física contribuye notablemente al bienestar y desarrollo de otros aspectos de la vida humana. Por ejemplo, la actividad física beneficia el desarrollo cognitivo, la planificación cerebral, la organización de ideas, y el mejor rendimiento académico. Estar en movimiento permite un mejor control emocional y favorece la salud mental. La actividad física es también una excelente excusa para el establecimiento de vínculos sociales.

Los nuevos lineamientos americanos sobre la actividad física agregan, a los beneficios ya conocidos, dos nuevas razones por las cuales estar en movimiento es importante. Primeramente, los individuos físicamente activos tienen una mejor calidad de descanso, se sienten mejor y por esa misma razón, funcionan cotidianamente mejor. En segundo lugar, la actividad física ayuda a prevenir notablemente la acumulación de grasa y el aumento de peso en niños de 3 a 5 años. Finalmente, estar activo no sólo ayuda a prevenir caídas a adultos mayores, sino que también facilita la recuperación que sigue a la caída.

Por dónde empezar?

A nivel personal, es sabido que el cambio en los hábitos de vida lleva tiempo y planificación. La mejor recomendación es disminuir paulatinamente los hábitos sedentarios y a la vez aumentar la actividad física de manera gradual. A nivel poblacional, la investigación sugiere que todos los esfuerzos por aumentar los patrones de movimiento a partir de la promoción, la difusión, la facilitación y la puesta en práctica de intervenciones son importantes y dan resultado. En este sentido, si bien las intervenciones más conocidas son las realizadas en las escuelas y en la comunidad, todos los cambios en el entorno ambiental, como por ejemplo la instalación de más ciclovias, el mejoramiento de parques, el cuidado de las veredas, las medidas de seguridad (ej., lomas de burro) dan resultado porque los vecinos naturalmente comienzan a desplazarse activamente.

Está comprobado además que una plaza activa, reduce malos hábitos en los jóvenes que acuden a ella.

La propuesta seria al menos 30 minutos de actividad física todos los días de la semana, no dejando en el trabajo transcurrir más de dos horas sin moverse, usando más las escaleras, menos el ascensor, caminando a favor de la salud y la vida.

Dr. Oscar Incarbone
Comité ejecutivo RAFA PANA
Secretaria General: e-mail